20131011070016-tabare-vazquez.jpg


 

11/10/2013 0:48:25 

 

El expresidente uruguayo Tabaré Vázquez presentó en La Habana la edición cubana de su libro «Crónica de un mal amigo», con un mensaje optimista que conduce a ver la lucha contra el cáncer como una batalla educativa.

 

La mejor forma de luchar contra el cáncer es la educación, darle a toda la población la posibilidad de conocer qué es y cómo se puede curar y prevenir, afirmó este reconocido oncólogo y radioterapeuta, quien fuera presidente de su país de 2005 a 2010.

Se trata de un libro de bolsillo sobre historias reales de pacientes con cáncer insertados en su entorno social y vistos desde una reflexión personal, con el objetivo de colocar en las manos de los lectores elementos que les ayuden a entender y a luchar contra esa dolencia.

Es una herramienta para luchar contra esta enfermedad que se presenta como un amigo, llega sin que lo llamen, se queda sin que se le pida, crece sin dar ninguna alarma o síntoma de lo que está haciendo en el organismo, y aparece con toda su malignidad y se transforma en algo que destruye a quien lo cobija, significó Tabaré Vázquez.

«El cáncer es una enfermedad crónica de las que más se curan y podemos lograr mucho más si se actúa en el nivel primario de Salud, promoción de salud, educación, diagnóstico oportuno y tratamientos adecuados», acotó.

El doctor Agustín Lage, director del centro de Inmunología Molecular de Cuba y prologuista del texto, dijo que detrás de las anécdotas narradas están los conceptos esenciales de la Oncología como prevención primaria, factores de riesgo, signos de alerta, estadíos clínicos, tratamientos, así como los determinantes sociales de la Salud.

Crónica de un mal amigo, según el prólogo, contiene meditaciones íntimas de un hombre comprometido con el alivio del sufrimiento humano, primero como médico y luego como político. No es un complejo libro de texto de Oncología para especialistas, sino una obra para todos.

A través de historias humanas el libro alude a los hábitos tabáquicos, determinadas formas de nutrición y virus de transmisión sexual que contribuyen al surgimiento de tumores, como hallazgos de la investigación epidemiológica.

Pero las razones por las cuales persiste el tabaquismo, la nutrición no saludable, la conducta sexual irresponsable y la falta de higiene son problemas sociales, advierte el prologuista.

Asimismo, se refiere al desarrollo de técnicas de diagnóstico temprano y el surgimiento de tratamientos de radioterapia y quimioterapia eficaces contra varios tipos de tumor como conquistas de la investigación biomédica, cuyo acceso amplio de las poblaciones humanas constituye otro problema social.

Alcanzarlos, puntualiza, depende de cómo se distribuyen los recursos económicos, y del balance que se haga entre la riqueza material y la riqueza espiritual dada por la educación, la justicia y la cohesión social.

 

(Fuente: PL