20130928023405-contralora-gladys-bejerano.jpg

 

 

27/09/2013 20:12:05 

 

La contralora general de la República de Cuba, Gladys Bejerano, destacó hoy que la educación y la cultura, la unidad, la ética y la moral son elementos clave en la lucha contra la corrupción administrativa.

 

Bejerano, también vicepresidenta cubana, reiteró el carácter estratégico del combate contra ese fenómeno, al clausurar el VIII Curso Internacional Herramientas de Prevención y Control en el Enfrentamiento a la Corrupción Administrativa. Experiencia Cubana, iniciado el lunes.

Hemos trabajado mucho para comunicarnos y recibir experiencias, significó la contralora sobre el evento, calificado de exitoso y fructífero por los participantes.

En declaraciones posteriores a Prensa Latina, Bejerano señaló la importancia que tiene en las empresas la creación de un ambiente de control así como la necesidad en esa lucha de la convicción de las personas, lo cual no es una consigna.

La conducta ética y el control son antítesis de la corrupción, sostuvo, y agregó que mientras más personas estén conscientes de su importancia, más posibilidades hay de alertar sobre cualquier riesgo o hecho de corrupción.

Participaron en el curso el contralor general de Bolivia, Gabriel Herbas, y representantes de República Dominicana, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, Panamá, Venezuela y Cuba, entre otros.

La directora de determinación de responsabilidad en la Contraloría Metropolitana de Caracas, Beysce Pilar Loreto, felicitó a Cuba por la fortaleza ética, moral y patriótica de la población y la integración de los poderes públicos con la sociedad civil.

Loreto obsequió una bandera de Venezuela en reconocimiento a lo logrado por Cuba en la lucha contra la corrupción, la cual fue recibida por la contralora general.

El dominicano Alfredo Cruz significó que aunque ese flagelo se ha globalizado en el mundo se puede combatir y afirmó que en esta isla existe una simbiosis entre el Estado y la sociedad y una verdadera imbricación entre el control gubernamental y el social.

En el curso se impartieron las líneas estratégicas de la labor de la Contraloría, a cargo de Bejerano, de los vicecontralores generales y otros expertos de la parte cubana.

El programa del evento incluyó la presentación de conferencias y mesas redondas e intercambios con la sociedad civil, entre ellos, representantes de los juristas, periodistas y comunicadores sociales, y visitas a consejos populares para conocer la participación ciudadana.

 

(Fuente: PL)