20130827093116-sergei-brin-self-driving-car.jpg

 

 

26/8/2013 2:58:05 


Al igual que con la fabricación de gadgets, los cuales son diseñados por una marca pero fabricados por múltiples compañías, Google ya habría tenido aproximaciones con Continental AG y Magna International, dos de los proveedores de autopartes más grandes del mundo, con el objetivo de crear no solo un sistema de conducción autónoma, también su propio coche. 


El objetivo de Google, según indica Amir Efrati, ex reportero del Wall Street Journal que disfruta de credibilidad en el medio, no sería dominar el mercado de automóviles, sino incentivar al resto de la industria para que realice su propio esfuerzo en la vía de automatizar elementos de la conducción que pueden reducir riesgos de accidente. Eso mismo pasó con el lanzamiento de Tesla Motors y sus automóviles eléctricos aunque, en este caso, sí buscan una buena tajada del negocio.

Lo anterior podría materializarse en forma de taxis autónomos, o como Efrati los llama, «Robo-Taxis», un proyecto con el que daría inicio el programa de automóviles sin conductor de Google. Sin embargo, la fuente de Efrati asegura que en un inicio los coches sí tendrían chofer, ‘solo para caso de emergencias.’

Eric Schmidt declaró durante la pasada conferencia Zeitgeist de Google que visualiza un futuro a 15 años en que actividades peligrosas en las que el humano no posee las mejores habilidades, serán automatizadas, dando paso a automóviles que hagan por sí mismos la tarea pesada de evitar accidentes, una de las primeras causas de muerte en el mundo.

 

(Fuente: esmas)