20130715013952-albel-falcon.jpg

 

14/07/2013 19:31:18

 

Con una declaración a favor de la causa de los Cinco Héroes antiterroristas cubanos encarcelados injustamente en cárceles de los Estados Unidos, culminó este sábado en el Palacio de las Convenciones, de La Habana, la primera sesión del IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), que concluirá mañana, en vísperas del aniversario 50 de la organización. 

 

La primera jornada de trabajo estuvo presidida por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Rolando Alfonso Borges y Roberto Montesinos, jefes de departamentos del Comité Central del Partido, y Antonio Moltó Martorell, recién electo presidente nacional de la UPEC. 

Problemáticas relacionadas con la política informativa en nuestros medios de prensa, el acceso a las fuentes, el secretismo que aún practican ministerios y entidades administrativas, la calidad del periodismo que hacemos en las distintas plataformas, así como la superación profesional centraron el debate en esta sesión de trabajo. 

«La prensa tiene que reflejar más nuestra realidad, las dificultades que agobian al pueblo, mostrar historias de personas anónimas; poner la voz, la imagen y el pensamiento de los protagonistas de cada suceso noticioso, porque solo así seremos más creíbles, y legitimaremos la credibilidad de nuestro proyecto social», insistieron los delegados. 

Interesantes conferencias impartieron prestigiosos colegas, como Rosa Miriam Elizalde, del sitio Cubadebate el profesor Raúl Garcés, conductor de espacios informativos en la radio y la televisión cubanas, y el periodista y analista en temas económicos Ariel Terrero, quienes expusieron su visión acerca de los problemas más acuciantes que enfrenta hoy la prensa cubana, los nuevos retos que supone la fusión de los medios tradicionales y virtuales, la relación prensa-poder, y los vínculos de la agenda mediática con la agenda política, a tenor del proceso de actualización del modelo económico cubano. 

A partir de estas reflexiones, los asistentes al cónclave se pronunciaron por elevar la preparación y autosuperación de los periodistas para cumplir con mayor eficacia la política editorial de los medios, lo cual supone, a su vez, la contrastación de fuentes, la práctica sistemática de la investigación y del ejercicio del criterio, con mayor profundidad y creatividad en el abordaje de nuestra realidad cotidiana. 

Varias intervenciones versaron sobre la necesidad de abordar, desde distintos enfoques y lenguajes comunicativos, asuntos tan complejos, como la crisis de valores, la fragmentación actual de nuestra sociedad y la diversidad de intereses y opiniones que prevalecen en los distintos segmentos de la población. 

A propósito de la reciente intervención del presidente cubano, Raúl Castro, en la Asamblea Nacional, varios profesionales sugirieron cómo lograr un mejor tratamiento a los hechos de corrupción, indisciplinas sociales e ilegalidades —temáticas de gran interés público por su impacto social—, para contribuir a erradicarlos también desde los medios de comunicación del país. 

Asimismo,  fue analizada la situación material de la prensa y su impacto en la eficacia informativa; en este sentido se insistió en la necesidad de evaluar la remuneración de los profesionales del sector, de realizar inversiones para el mejoramiento tecnológico en los diferentes medios, y buscar mecanismos que garanticen la sostenibilidad en el aseguramiento y desarrollo futuro del trabajo periodístico. 

Más allá del deber revolucionario, profesional y ético de hacer un mejor periodismo —al que ha convocado la máxima dirección del país—, y de contribuir al crecimiento cultural de la nación, los participantes en el IX Congreso de la UPEC reiteraron su decisión de lograr la prensa que demandan los tiempos y las realidades actuales del país, en el empeño de construir un socialismo más próspero y sostenible.

(Fuente: Vanguardia/ Dalia Reyes Perera y Marelys Concepción Díaz) 

 

Informaciones relacionadas: