20130414063429-9.venezuela-desestabilizar.jpg


14/04/2013 0:32:40

 

 

«No es nada nuevo que un grupo importante de mercenarios terroristas estén siempre presentes de manera latente y disponible para cualquier acción desestabilizadora en Latinoamérica». 

 

Esta afirmación fue hecha por el periodista y analista internacional,Jean-Guy Allard, durante su participación en el programa «La Patria Nueva», transmitido por Radio Nacional de Venezuela (RNV), a propósito de la aparición de mercenarios en ese país, a pocos días de celebrarse las elecciones presidenciales mañana domingo 14 de abril. 

Son conspiradores y prófugos de la justicia que radican en Estados Unidos, a las órdenes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), del Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales de Israel (Mossad), que son gerenciados por Luis Posada Carriles, Roger Noriega y Otto Reich, entre otros, para hacer trabajos sucios contra los pueblos y los gobiernos de cualquier país progresista de la región, explicó. 

Para el analista internacional no hay duda que se encuentren mercenarios en Venezuela buscando provocar incidentes y eventos terroristas, ya que el gobierno de Washington trabaja de manera constante en desestabilizar a la Revolución Bolivariana desde su nacimiento, utilizando una fauna de gente dispuesta a hacer cualquier acción criminal. 

«No hay duda que en este momento Venezuela constituye el blanco más importante de los obsesionados con la desestabilización, y con todos los países progresistas de América Latina (…) el pueblo venezolano debe estar convencido de que estos sujetos pertenecen a una mafia terrorista internacional, que están ya en el país y que es necesario proteger el proceso revolucionario de estos mercenarios que lo único que buscan es crear confusión en la población». 

Entre los últimos eventos ocurridos, se encuentra la denuncia hecha por el Canciller de Venezuela, Elías Jaua, sobre la participación del coronel retirado de las Fuerzas Armadas salvadoreñas, David Koch Arana, vinculado con el terrorista Luis Posada Carriles, en un plan de magnicidio, así como en acciones para incrementar el índice de homicidios y sabotear el sistema eléctrico que justifique ante la opinión pública internacional una intervención extranjera. 

Koch Arana es un veterano de guerra y represión que ensangrentó a El Salvador, «es un viejo oficial fascista que participó en la represión de los peores años de guerra en el país centroamericano en los que fueron asesinadas decenas de miles de personas», recordó Jean Guy Allard en declaraciones previas. 

El ex militar sigue instrucciones de la CIA con un complot que lleva años en marcha como parte de una red de conspiración contra el proceso revolucionario de Venezuela. 

«Es lo mismo de siempre, tratar de desestabilizar a cualquier país progresista de América Latina bajo las orientaciones de dos viejos funcionarios norteamericanos del Departamento de Estado de Estados Unidos como lo son Roger Noriega y Otto Reich, quienes siguen conspirando de manera permanente contra Venezuela», concluyó. 

 

(Fuente: contrainjerencia / RNV)