20130325175915-implante-minilaboratorio.jpg

25/03/2013 12:56:07

 

 

Se trata de un implante, de unos milímetros, que analiza la sangre y transmite el resultado. Podría ser particularmente útil en aplicaciones de quimioterapia. En pacientes crónicos, puede enviar alertas incluso antes de los síntomas. El prototipo, aún está en fase experimental. 

 

Analiza la concentración de las miles de sustancias que hay en la sangre, puede detectar hasta cinco proteínas y ácidos orgánicos a la vez y transmite los resultados directamente a la computadora de un médico. 

El dispositivo desarrollado por un equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne (Suiza) incluye cinco sensores, un transmisor de radio y un sistema de envío de datos. El método permitirá un nivel mucho más personalizado de atención que los exámenes de sangre tradicionales. Según sus creadores, quienes resaltan que los proveedores de salud estará en mejores condiciones para controlar a los pacientes, especialmente aquellos con enfermedades crónicas o los que reciben quimioterapia. 

El prototipo, aún en fase experimental, ocupa sólo unos pocos milímetros cúbicos de volumen pero incluye cinco sensores, un transmisor de radio y un poderoso sistema de envío de datos. Fuera del cuerpo, un parche de batería está provisto de una décima de vatio de potencia a través de la piel del paciente, por lo que no hay necesidad de operar cada vez que la batería necesita cambiarse. 

Es fácil de quitar y reemplazar porque es muy pequeño. La información se envía mediante una serie de etapas, desde el cuerpo del paciente a la pantalla del ordenador del médico. El implante emite ondas de radio sobre una frecuencia segura y el parche recoge los datos y los transmite a través de bluetooth a un teléfono móvil, que a su vez los envía al médico por la red móvil. 

 

(Fuente: 20minutos / Europa Press)