20121025055444-aguilaimperial1.jpg

  

 

24/10/2012 23:35:12

 

El informe de Cuba ante la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) contra el bloqueo de Estados Unidos fue presentado hoy en esta capital por el embajador del país antillano, Rolando Gómez.

 

Gómez se refirió, en conferencia de prensa, a la aceptación casi unánime que ha tenido en los últimos años en la ONU la posición de Cuba y agregó que espera lo mismo esta vez, con el informe presentado en la referida instancia el pasado 20 de septiembre por el canciller Bruno Rodríguez.

El cerco contra Cuba comenzó casi con el mismo triunfo de la Revolución y refleja la obsesión de las diferentes administraciones en contra del proyecto cubano, destacó el diplomático ante representantes de varios medios de prensa.

Es la medida más antigua contra país alguno y califica como un acto de guerra económica contra nuestra nación, recalcó el embajador, quien recordó que el bloqueo económico, financiero y comercial ha ocasionado al país caribeño pérdidas ascendentes a un billón 66 mil millones de dólares.

Según el diplomático, ese impacto responde a cálculos conservadores y rigurosos, los cuales toman en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional.

Al mismo tiempo, insistió que no hay en Cuba un sector que escape de los efectos del cerco aplicado por sucesivas administraciones estadounidenses y recrudecido durante la del presidente Barack Obama, la cual arreció el acoso y la persecución a las transacciones financieras relacionadas con Cuba.

Gómez apeló a varios ejemplos para demostrar los daños del bloqueo en áreas sensibles de la sociedad, en los cuales «provoca sufrimientos, carencias y dificultades, que alcanzan a cada familia, niño, mujer y anciano cubanos».

El diplomático recordó que el sector de la salud pública es de los más afectados, sobre todo por el alejamiento de los mercados y el incremento de precios de importación en material gastable, instrumental, medicamentos y reactivos.

También enfatizó que los niños están entre las principales víctimas del bloqueo y mencionó casos como el del Cardiocentro Pediátrico William Soler, en cuyas salas escasean medicamentos específicos para el tratamiento de infantes de bajo gasto cardíaco, como el Levosimedán, que solo se produce en Estados Unidos.

El embajador cubano mencionó, además, otras afectaciones en el área de la salud y recordó que el bloqueo responde, desde sus inicios, al principio de rendir por hambre a los cubanos y sembrar el descontento en el país.

Por último, recordó que las multas a terceros por mantener relaciones comerciales con Cuba crecieron desde 89 millones de dólares en 2011 a 622 millones en lo que va de 2012, y mencionó los nombres de varias de las empresas o compañías sancionadas.

Gómez se refirió a la unilateralidad del bloqueo, que permanece a pesar del reclamo de la comunidad internacional, reflejado en la ONU desde 1992, y en otros foros y organizaciones internacionales.

El 13 de noviembre próximo Cuba presentará a votación, por vigésimoprimera ocasión, un proyecto de resolución ante la Asamblea General de la ONU, el mismo sitio donde un año antes recibió el respaldo de la mayoría absoluta de los países, salvo de Estados Unidos e Israel.

 

(Fuente: PL)