20120910164700-hombre-enojo.jpg


10/09/2012 10:48:52

 

Un estudio del Instituto Mexicano del Seguro Social advirtió que el mal humor no sólo repercute de forma negativa en la vida social, sino también afecta al estado de salud.


La investigación se sustenta en que las emociones negativas producen una serie de cambios en el cerebro, lo que puede provocar enfermedades.

De acuerdo al estudio, los enojos constantes afectan fuertemente al corazón, aumentando el ritmo cardiaco, presión arterial, flujo sanguíneo y produciendo  taquicardia, y en personas susceptibles pueden llevar a un infarto.

Además algunos individuos desarrollan problemas a nivel de la piel, como enrojecimiento y pruritos. Entre los diabéticos la ira causa un mayor descontrol de la glucosa a nivel sanguíneo, lo que produce aún más daño renal y gástrico.

 (Fuente: RHC)