20120720041025-rajoy-no.jpg


 

19/07/2012 21:53:23

 

«Usted critica que yo intente bajar los gastos y que intente subir los ingresos. Si no puedo hacerlo, ¿me puede explicar cómo se reduce el déficit público? Yo confieso que lo desconozco». Así ha respondido Mariano Rajoy a Alfredo Pérez Rubalcaba durante la sesión de control al Gobierno, la primera que se celebra después de que se aprobaran el pasado viernes los nuevos recortes. 

 

Sobre los nuevos ajustes Rajoy ofrece los mismos argumentos que ha utilizado hasta ahora: son medidas «difíciles, duras» pero «imprescindibles» para «sacar a España de la crisis».  

«España no puede elegir entre el mal y el bien sino entre un mal y un mal peor» ha insistido a la pregunta del secretario general del PSOE, quien ha destacado que desatendiendo a desempleados, machacando a las clases medias y atacando al empleo público «no vamos a salir de la crisis ni crear empleo. Solo se va a crear más injusticia». 

Rubalcaba ha criticado que con este Gobierno «se está agotando la red familiar y social» que mantiene a buena parte de los cinco millones de parados y que con los recortes en desempleo y dependencia «se llevará mucha gente a la desesperación». 

A la pregunta del portavoz parlamentario Josep Antoni Duran i Lleida, ¿cuándo va a aplicar el Gobierno un plan de choque para combatir el desempleo y por otras promesas electorales del PP, como la ley de Emprendedores?,  le respondió que «cuando esté en condiciones de hacerlo» porque ahora «la prioridad» es acabar con el déficit público y luchar contra la falta de liquidez. 

También ha asegurado que la subida del IRPF es una medida temporal que se aplicará durante dos años y que el aumento del IVA, aunque no le gusta y no la hubiera tomado, servirá para acabar con el hecho de que España es el país que menos recauda por este tributo. 

Tras la sesión de control  Rajoy hizo unas declaraciones a los medios de comunicación, a quienes ha reconocido que las medidas son «peliagudas» pero que si España quiere salir de la crisis «tenemos que hacer un esfuerzo. Sabemos que es duro, pero si España no lo hace, no saldremos de esta». 

Además, ha dicho que es «absolutamente consciente» de que sus medidas «hacen daño a mucha gente»  y que aunque muchas de ellas ni siquiera le gustan a él, España no tiene «otra alternativa». 

«He optado por la vía más difícil y la más dura, pero la más responsable para llegar a la recuperación económica en el medio plazo», fue la respuesta de Rajoy al líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, quien ha cifrado en 200.000 los empleos que se destruirán con las nuevas medidas. 

«He tomado decisiones que nadie se ha atrevido, ni siquiera miembros de políticos de izquierda», ha insistido Rajoy al líder de la coalición de izquierdas.

 

 

(Fuente: lainformacion)