20120716142424-el-nazi-mas-buscado-vive-en-budapest.jpg


 

16/07/2012 8:20:17

 

El criminal nazi más buscado en el mundo, el húngaro Laszlo Csizsik Csatary, de 97 años, condenado a muerte en rebeldía por el asesinato de 15.700 judíos durante la II Guerra Mundial, vive tranquilamente en Budapest, reveló el diario británico The Sun, cuyos reporteros localizaron al fascista desde el pasado año con ayuda del Centro israelí Wiesenthal.

 

Con información suministrada por Wiesenthal, corresponsales del diario británico identificaron y encontraron en septiembre de 2011 a Csatary en Budapest y de forma inmediata informaron a las autoridades húngaras.

«La operación fue totalmente hecha en Israel» «Se trata del resultado de un trabajo común con el diario The Sun», declaró un representante del Centro Wiesenthal, Efraim Zuroff, que explicó que el periódico fue contratado para dar más publicidad al caso.

Zuroff,  reveló que la información del paradero de Csatary, por la que se pago una recompensa de  25 mil dólares fue recibida 10 meses atrás y que en septiembre de 2011, estos datos fueron entregados a la Fiscalía de Hungría.

«Este caso demuestra una vez más una conducta deficiente de las autoridades húngaras, que sabían que desde hace 14 años, que Csatary vivía en paz y tranquilidad en Hungría. Algo irritante», recalcó Zuroff.

The Sun, reveló que uno de sus corresponsales visitó a Csatary, en su casa de dos habitaciones en Budapest y que el ex nazi vestido en camiseta y pantalones cortos fue quien abrió la puerta pero que se negó a hablar de los asesinatos de prisioneros de cuando él era jefe de la policía del gueto de Kassa, en la actualidad ciudad eslovaca de Kosice.

«No, yo no quiero discutir sobre esto. Yo no hice nada, váyase de aquí», respondió Csatary al periodista en idioma inglés. El corresponsal reveló que pasado un tiempo, el ex nazi, salió a comprar los productos y que todo el proceso fue filmado por un fotoperiodista.

De acuerdo con documentos en poder del Centro Wiesenthal, Csatary , conocido por su sadismo, disfrutaba cuando golpeaba a mujeres con látigos o cuando forzaba a los prisioneros a cavar el suelo helado con sus propias manos además de participar en otras atrocidades.

Después de la guerra, el tribunal de Checoslovaquia, condenó a muerte Csatary  pero el criminal se trasladó a Canadá bajo un nombre falso, para dedicarse al comercio de obras de arte.

En 1997, las autoridades canadienses, descubrieron la verdadera identidad del humilde vendedor de arte, que fue privado de su ciudadanía  mientras se preparaba su extradición. Sin embargo, el húngaro, huyó antes de que los procedimientos jurídicos necesarios concluyeran.

El Centro Wiesenthal, fundado en 1977, cuya sede se encuentra en Los Ángeles, se dedica a la búsqueda de criminales de guerra nazis, a la lucha contra el neonazismo y antisemitismo, además estudia la historia del genocidio de judios de Europa.

El Centro está acreditado como ONG en las Naciones Unidas y la UNESCO. En la actualidad, la identidad está considerada como una de las mayores organizaciones judías de defensa de derechos humanos. Su fama se debe  también a la persecución implacable de los criminales de guerra nazis, prófugos de la justicia después de la guerra.

Antes, la lista de los criminales nazistas más buscados  según el Centro Wiesenthal, era otro húngaro, Sandor Kepiro, que murió en septiembre de 2011 en Budapest.

 

(Fuente: RIANovosti)