20120630235521-coral-gables-brasil-cuba.jpg


 

30/06/2012 17:55:51

 

La filial en Coral Gables de Odebrecht, la empresa brasileña de ingeniería y conglomerado de la construcción, demandó el lunes al estado por una polémica nueva ley de la Florida que prohíbe a los gobiernos la contratación de empresas con vínculos comerciales con Cuba.

La demanda, presentada en la corte federal de Miami, sostiene que la ley es inaplicable e inconstitucional porque establece la política exterior, una facultad que según han dictaminado los tribunales, pertenece exclusivamente al gobierno federal.

La ley prohibiría a las agencias gubernamentales estatales y locales la adjudicación de contratos por valor de al menos millón a Odebrecht Construction, Inc. —entre otras empresas— debido a que una filial de su empresa matriz está trabajando en el puerto cubano del Mariel.

El gobernador Rick Scott causó un revuelo el mes pasado cuando firmó la ley en una ceremonia en la Torre de la Libertad de Miami, sólo para emitir poco después una declaración que sugiere que la ley es inconstitucional. El gobernador se retractó más adelante de esa posición, diciendo que apoyaba la ley y que su gobierno la defendería frente a una probable impugnación legal.

El senador René García, de Hialeah, uno de los dos republicanos de Miami-Dade que patrocinan la legislación —la cual recibió un apoyo casi unánime de los legisladores del estado—, dijo que el tribunal debe respetar la ley.

«No se trata de política exterior», expresó después de conocer la demanda por parte de un reportero de The Miami Herald. «Yo lo veo como un asunto de derechos de los estados. Tenemos derecho a decidir con quién queremos hacer negocios».

En su demanda, sin embargo, Odebrecht sostiene que las leyes federales «no autorizan a los estados a imponer sus propias sanciones contra Cuba».

 

(Fuente: radiografiamundial.com)