20120512082845-fina.jpg


 

12/05/2012 2:07:19

 

La escritora cubana Fina García Marruz agradeció el VIII Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca, entregado hoy en el Auditorio Manuel de allá de esta ciudad andaluza. 

 

En unas palabras de gratitud, leídas por su hijo José María Vitier, quien recogió el galardón, la poetisa evocó su primer contacto con la obra de Lorca, cuando asistió junto a su hermana a la puesta en escena de Bodas de sangre, a cargo de la compañía teatral Margarita Xirgu. 

Me gusta pensar hoy que este premio que tan honrosamente recibo es también para aquellas dos niñas que jugaban a representar los versos del poeta tan amado, rememoró.

Para galardonar a García Marruz, en un fallo hecho público el pasado 13 de octubre, el jurado resaltó el tono reflexivo, intenso y apasionado de la escritora, así como su gran dominio de la expresión lingüística.

A la ceremonia en el Auditorio Manuel de Falla de la capital granadina, ubicado en el entorno de la Alhambra, asistieron, entre otros, el alcalde de esta sureña urbe española, José Torres Hurtado, y el embajador cubano en este país europeo, Alejandro González.

Durante su intervención, González consideró un honor para las letras cubanas el lauro concedido a García Marruz, a quien definió como voz sensible, natural y profundamente humana.

En representación de su gobierno, el diplomático expresó el agradecimiento por el homenaje concedido a la poeta, y le transmitió, a través de su hijo, un mensaje de cariño y admiración.

La galardonada compitió con otras 40 candidaturas, la mayoría de ellas también de ensayistas latinoamericanos.

Considerada una de las voces más importantes de la poesía y la ensayística cubana, García Marruz fue reconocida en abril de 2011 con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, uno de los más importantes y prestigiosos del género.

Se convirtió así en la vigésima autora en inscribir su nombre en el palmarés de este galardón, que reconoce el conjunto de una obra de un autor vivo que por su valor literario constituye una aportación relevante al patrimonio cultural de Iberoamérica y España.

Nacida en La Habana el 28 de abril de 1923, García Marruz se graduó en Ciencias Sociales y junto a su esposo, el también poeta e investigador Cintio Vitier, y otros importantes intelectuales de su época participó en la fundación de la revista Orígenes (1944-1956). 

Autora de obras como Las miradas perdidas (1951), Viaje a NicaraguaCon Vitier (1987) y Créditos de Charlot (Premio de la Crítica 1991), es una de las voces más destacadas de la poesía y la ensayística de la isla caribeña.

El acto finalizó con un concierto a cargo de solistas de la Orquesta Ciudad de Granada, que interpretaron dos clásicos cubanos, La Bayamesa, de Sindo Garay, y El Manisero, de Moisés Simons.

 

 

(Fuente: Cubadebate/PL)