20120401022607-asesinatos-de-periodistas.jpg


 

31/03/2012 19:15:16

 

El Consejo del Programa Internacional de Desarrollo de la Comunicación de la UNESCO (PIDC), examinó un informe de la Directora General sobre la seguridad de los periodistas y la cuestión de la impunidad. El documento contiene datos sobre los 127 asesinatos de periodistas condenados por la UNESCO en 2010 y 2011 e incluye las respuestas dadas por los Estados Miembros respecto a las investigaciones judiciales de cada uno de los asesinatos procesados entre 2006 y 2009. 

 

Según los datos recogidos por la UNESCO, demasiados periodistas y trabajadores de los medios son asesinados en el ejercicio de su labor. El Informe destaca que «en la mayoría de los casos, esos periodistas trabajaban en la cobertura de conflictos de carácter local, casos de corrupción y otras actividades ilícitas. Además, muchos de los ataques fueron perpetrados por agentes de policía y personal de seguridad, por miembros de milicias o por otros actores paraestatales, como grupos criminales organizados». 

Según el Informe, pocas investigaciones han desembocado en condenas. El documento subraya la apremiante necesidad de acabar con la impunidad de dichos crímenes, que constituyen una violación al derecho a la libertad de expresión. 

El Consejo del PIDC examinó también un borrador de Plan de Acción de Naciones Unidas para mejorar la seguridad de los periodistas y combatir la impunidad. Se trata de la primera iniciativa de las Naciones Unidas en su conjunto para frenar la violencia contra los trabajadores de prensa, y se ha preparado en cooperación con otros organismos de la ONU, Estados Miembros, ONG, asociaciones profesionales y medios de prensa. 

Una vez adoptado por el PIDC, el borrador, elaborado en septiembre pasado en la UNESCO, será presentado a la Asamblea General de Naciones Unidas.

El Consejo del PIDC estudió, además, el estado de la igualdad de género en la prensa. Sus miembros examinaron los Indicadores de Igualdad de Género en los Medios, una nueva herramienta diseñada por la UNESCO para evaluar la presencia femenina en la prensa, tanto en términos de personal contratado como en contenidos. 

El objetivo de estos indicadores es contribuir a la igualdad de género y a la emancipación femenina en todos los medios informativos, independientemente de la tecnología que usan. También pueden identificar desequilibrios y facilitar medidas correctivas. 

En la reunión del Consejo del PIDC participaron los miembros de éste, así como representantes de ONG, de organismos de la ONU y periodistas.

 

(Fuente: SPA-FeSP)