20111204063939-asilo-de-ancianos-miguel-hidalgo.jpg

 

 

04/12/2011 0:34:33

 

 

Continuar incrementando la calidad de los servicios y la satisfacción a la población, es una premisa para alcanzar en Cuba una esperanza de vida de 80 años en plenitud de facultades. Cuba tiene el propósito de cerrar el 2011 con una tasa de mortalidad infantil por debajo de 5,0 por mil nacidos vivos, aspiración en la que Villa Clara tiene un enorme compromiso. 

 

Es propósito cerrar el 2011 con una tasa de mortalidad infantil por debajo de 5,0 por mil nacidos vivos en el país, aspiración en la que Villa Clara tiene un enorme compromiso, a fin de garantizar la fecundidad y el crecimiento en la tercera provincia de mayor expectativa de vida y la más envejecida de la nación. 

El 30 % de los menores de un año fallecidos en la provincia obedece a malformaciones congénitas incompatibles con la vida, so 15 % está relacionado con diferentes tumo­raciones, y el resto por sepsis o procesos infecciosos. 

La esperanza de vida al nacer en Cuba alcanza los 78 años, y las mujeres están por encima de los hombres, al lograr ya 80,2, mientras los varones rondan los 76. 

El 17,6 % de la población rebasa la sexta década, lo cual compromete el incremento de la natalidad y fecundidad. 

La mayor de las Antillas dispone de 76 mil médicos, la inmensa mayoría formados por la Revolución cuando al principio de los 60 quedó apenas el 50 % de los existentes porque marcharon a los Estados Unidos. 

Desde su fundación la Universidad Médica villaclareña «Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz» ha graduado 16 mil 498 profesionales, de estos 10 mil 035 en medicina, mil 413 estomatólogos, mil 203 enfermeros, 91 sicólogos de la Salud y 3 mil 756 en las diversas ramas tecnológicas del sector, así como mil 745 de 60 países. 

El territorio dispone de 871 consultorios con su médico y enfermera de la familia. Todas las dependencias de este tipo necesarias en el país cuentan con ese binomio, y solamente faltan por completar algunos en la provincia de Mayabeque, cuyo proceso debe concluir en el primer trimestre de 2012.

 

(Fuente: Vanguardia / Ricardo González del Río)