20111117114804-5.door-ejercicio-terapia-telefonica.jpg


 

17/11/2011 5:40:13

 

Un estudio realizador por investigadores británicos señala que el dolor crónico que sufren pacientes afectados por fibromialgia, puede ser aliviado considerablemente con ejercicio o terapia telefónica.

 

El tratamiendo del habla, llamado Terapia Cognitiva-Conductual (TCC), conducido vía telefónica, así como sesiones de ejercicio produjeron, por separado, un mejoramiento sustancial en pacientes aquejados de dolor crónico. Investigadores de las universidades británicas de Aberdeen y Manchester, que condujeron el estudio encontraron que el ejercicio mejora el dolor y la discapacidad y ayuda a los pacientes a manejar mejor los síntomas de enfermedades como la fibromialgia y la artritis, males muy difíciles de tratar.  

La Terapia Cognitivo-Conductual es un método psicológico que ayuda a las personas a manejar el dolor enseñándoles a identificar y evaluar sus pensamientos y comportamientos negativos. El ejercicio demostró que mejora la percepción del dolor y ayuda a los pacientes a manejar mejor su dicapacidad y los síntomas de la enfermedad. El estudio publicado por los Archives of Internal Medicine, aclaró que no hubo una ventaja adicional en el caso de pacientes que recibieron ambos tratamientos.


¿Qué es la Terapia Cognitivo-Conductual?


El enfoque cognitivo-conductual investiga cómo aprendemos. El tratamiento ayuda a entender tanto el funcionamiento de comportamientos deseables como los perjudiciales. Algunos de estos comportamientos nos ayudan a sentirnos bien, a relacionarnos adecuadamente con los demás y a lograr alcanzar los objetivos que nos proponemos. Otros en cambio, generan dolor, resentimiento, dañan nuestra salud y nuestras relaciones interpersonales. El tratamiento esta dirigido a controlar los pensamientos y comportamientos negativos.  

Diversos estudios muestran que alrededor del 22% de las personas que padecen dolor crónico se vuelven depresivas, entre los afectados un 25% de ellos acaba perdiendo su empleo. Los expertos dijeron que en Estados Unidos, por ejemplo, el costo promedio por paciente en los seis meses posteriores al diagnóstico de fibromialgia, incluidos fármacos, entre ellos analgésicos y narcóticos, consultas médicas y salas de hospital, asciende a más de 3.480 dólares.

«Hay una gran necesidad de desarrollar tratamientos accesibles y clínicamente efectivos a nivel de la atención primaria, que puedan estar disponibles para una gran cantidad de pacientes», dicen los autores del estudio, Gary Macfarlane, de la Universidad de Aberdeen y John McBeth, de la Universidad de Manchester. Según los investigadores británicos los resultados demuestran que se puede mejorar los síntomas de muchos pacientes. 


TCC, costoso por la atención intensiva


Pese a que se sabe que el TCC puede ser muy efectivo en el manejo del dolor, es un tratamiento costoso pues requiere muchas horas de contacto entre el terapeuta y el paciente. Los investigadores optaron por el teléfono como vía para aplicarlo y confirmaron que esta opción más barata es igual de efectiva.

El tratamiento con ejercicio comprendió seis citas mensuales dirigidas por un instructor. Se recomendó a los pacientes que ejercitaran entre 20 y 60 minutos diarios con una intensidad creciente durante un período de seis meses.

El ensayo incluyó a 442 personas con dolor crónico generalizado de entre 25 y 60 años y tenía como objetivo desarrollar formas más efectivas para reducir y ayudar a lidiar con el dolor. Los pacientes fueron divididos en grupos: uno realizó ejercicio, otro recibió TCC, un tercero fue tratado con ambos enfoques y un cuarto grupo recibió la atención convencional de médicos. La entidad benéfica Arthritis Research UK, del Reino Unido financió el estudio.

 

(Fuente: Reuters)