20111029130110-cochlear-implant.jpg

 

 

29/10/2011 6:52:55

 

La realización de implantes cocleares en el archipiélago benefician hasta el momento a 234 cubanos, de los cuales 21 residen en territorio villaclareño. Este proceder demanda en el archipiélago la valoración de un equipo multidisciplinario, integrado por más de 10 expertos, ya que no resulta factible a todo tipo de sordera. Se trabaja para establecer el de Villa Clara, como servicio de referencia.

  

La operación dura de dos a tres horas bajo anestesia general, y su costo aproximado oscila entre 30 mil y 50 mil dólares en los Estados Unidos, y de 21 mil a 23 mil euros en el cono europeo, sin incluir las acciones quirúrgicas, los estadios postoperatorios, y los procesos de rehabilitación, pues solo en el primer año de implantado el saldo asciende a unos 120 mil euros a desembolsar por cada paciente. 

El sonido recogido por un micrófono pasa a través de un cable a un procesador del habla, que se lleva en el cinturón, en un bolsillo, o en el oído, que convierte la señal en impulsos eléctricos. Los impulsos regresan por el cable hasta un transmisor fijados a la cabeza, que a su vez envía los impulsos codificados a través de la piel a un receptor-estimulador implantado en el hueso justo debajo del transmisor. El estimulador retransmite la señal por una serie de alambres minúsculos enhebrados directamente dentro de la cóclea, activando las fibras de los nervios que, a su vez, envían la señal al nervio auditivo y después al cerebro. 

Este proceder demanda en el archipiélago la valoración de un equipo multidisciplinario, integrado por más de 10 expertos, ya que no resulta factible a todo tipo de sordera. Se requiere que el oído interno no presente ningún tipo de malformación, y que el paciente posea un adecuado estado psíquico y mental. 

Cada año la mayor de las Antillas realiza de 60 a 70 casos procedentes de todo el país, con el ciento por ciento de efectividad en el implante, aunque no se logra idénticos saldos en el desarrollo posterior del lenguaje, debido a que influyen otros factores como son la escuela y la familia, que deben cooperar para el éxito del proceso. 

En la actualidad este tipo de implante se ejecuta solo en La Habana, aunque existen centros territoriales destinados a valoraciones y estudios en Camagüey y Granma, y se dan los pasos para establecer el de Villa Clara, como servicio de referencia, que atendería, además, a las provincias de Cienfuegos, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila.

 

(Fuente: Vanguardia / Ricardo González del Río)