20110626182849-cuba-brasil.jpg

 

 

26/06/2011 12:24:06 PM

 

La actualización del sistema socialista, el caso de los cinco antiterroristas y la campaña mediática contra Cuba centraron el inicio de un ciclo de debates en Brasil para divulgar la realidad cubana. Organizado por las fundaciones Mauricio Grabois, del Partido Comunista de Brasil (PCdoB) y Perseu Abramo, del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), el intercambio de criterios tuvo lugar en el Club Homs, de Sao Paulo, capital del estado brasileño de igual nombre. 

 

En el panel estuvieron por la parte cubana Zuleika Romay, presidenta del Instituto Cubano del Libro, Magali Llort, diputada y madre de Fernando González, uno de los cinco cubanos luchadores contra el terrorismo presos injustamente en Estados Unidos, y la periodista Rosa Miriam Elizalde, del sitio Cubadebate. 

La presidenta nacional de Opinio Iuris, Antonia Mara Vieira Loguercio, el vereador y líder de la bancada del PCdoB en la Cámara Muncipal de Sao Paulo, Jamil Murad, y el Secretario Nacional de Movimiento Populares del PT, Renato Simoes fueron los panelistas brasileños. 

Participaron también en la mesa como relatores Iole Iliada, Secretaria de Relaciones Internacionales del PT, y su homólogo del PCdoB, Ricardo Abreu de Melo, y como moderador Adalberto Monteiro, presidente de la Fundación Mauricio Grabois. 

Divididos en los tres temas mencionados, la madre de Fernando reclamó la solidaridad de todos los brasileños en favor de la liberación de su hijo, así como de Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, René González y Ramón Labaniño, quienes van a cumplir 13 años de injusto encarcelamiento en Estados Unidos. 

La diputada cubana exaltó que la presión internacional sobre el gobierno norteamericano prácticamente es el único recurso que resta para conseguir acabar con la injusticia cometida contra los cinco cubanos, cuyo delito es haber informado a su país los planes terroristas de grupos anticubanos radicados en la Florida. 

La abogada Vieira Loguercio aseveró que el caso de Los Cinco no es un hecho aislado, sino un síntoma de la expresión de como Estados Unidos reacciona contra Cuba. 

Explicó que ese juzgamiento político y las sentencias absurdas contra los cinco cubanos se incluyen en el debate más amplio de tentativa de dominación y destrucción de la Revolución cubana por parte del gobierno norteamericano. 

Romay detalló la actualización del modelo económico cubano, aprobado en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, efectuado en abril pasado y antecedido de un amplió debate, en el que participaron más de ocho millones 500 mil habitantes de la isla caribeña. 

Aseguró que los nuevos lineamientos de la política económica cubana son para perfeccionar y fortalecer el sistema socialista cubano. 

Por su parte, Elizalde desenmascaró mentiras propaladas por la gran prensa de derecha mundial en la campaña mediática contra Cuba como la falsa afirmación de que el gobierno cubano impide el acceso de la población a internet, cuando en realidad es Estados Unidos el que aplica un bloqueo tecnológico a Cuba. 

Informó que Cuba ha hecho una inversión extraordinaria en la formación de profesionales de la informática, mientras el cerco tecnológico del gobierno norteamericano hace que hoy el país disponga sólo de un ancho de banda de 412 mb, sólo cuatro veces más que la de un café-internet de Sao Paulo. 

Tras afirmar que ese bloqueo tecnológico es tan cruel como el económico que mantiene Washington contra La Habana desde hace medio siglo, la periodista de Cubadebate subrayó que Estados Unidos le temen más a 11 millones de cubanos conectados a internet, con los valores y el talento de la Revolución cubana. 

Tanto los panelistas, los relatores, así como los cerca de 100 participantes coincidieron en la necesidad de intensificar y ampliar este tipo de diálogo, de intercambio de informaciones para un mejor y más profundo conocimiento de la realidad cubana. 

Ciclos de debates similares se efectuarán en Río de Janeiro y Brasilia la semana entrante, también organizados por fundaciones de partidos políticos brasileños. 

Los cerca de 500 delegados de 16 estados, del total de 27, se dividieron luego en grupos de trabajo para definir las acciones a desarrollar en los próximos 12 meses a fin de incrementar y fortalecer el apoyo y respaldo al proceso revolucionario cubano en este inmenso país suramericano.

 

(Fuente: Cubadebate / Prensa Latina /Alejandro Gómez)

 

 

 

B