20110604054335-vampiro104.jpg


 

03/06/2011 10:48:09 PM

 

Se define al vampiro como un cuerpo espectral, que sale de la tumba por la noche, vaga y se alimenta de sangre de las personas que duermen, causándoles la muerte y se convierten en vampiros los herejes y los que han sido asesinados por otros vampiros.

 

En la Edad Media, la idea de los vampiros resurgió con fuerza, cualquier persona embrujada o excomulgada por la Iglesia, tenía posibilidades de convertirse en vampiro y en los países eslavos, dado que no estaba bien desarrollada la medicina y las enfermedades como el porfirismo y la catalepsia, se las catalogaba de vampirismo.

Cuando encontraban un cadáver, lo revisaban, para ver si existían síntomas maléficos y si veían las mejillas rosadas y sangre en los labios, signos de que el cadáver se hallaba en descomposición, se le cortaba la cabeza y se le clavaba una estaca en el corazón.

También influían las causas físicas, como la porfiria, que es una enfermedad hereditaria, cuyos síntomas son una anemia crónica, necesidad de beber sangre, sensibilidad a la luz y retracción de encías, quedaban la impresión de que sus colmillos aumentaban de tamaño.

Por otra parte las culturas primitivas creían que comer la carne o beber la sangre de un enemigo digno, otorgaba al vencedor la fuerza del muerto, por lo que los guerreros practicaban determinadas formas de canibalismo ritual.

 

(Fuente: reportajes)