20110323075058-obama.jpg

 

23/03/2011 2:08:04

 

Lo cierto es que Obama decidió recortar unas horas su visita a El Salvador, la última etapa de su gira por América Latina, por lo que ya debe estar recogido el equipaje para  volar en horas de la mañana de hoy a Washington, siguiendo las indicaciones de  la Casa Blanca.

 

Tras celebrar una conferencia telefónica con su equipo de Seguridad Nacional, Obama partirá a las 11.00 horas locales (16.00 GMT), en lugar de las 13.30 horas previstas en el programa original. Unas pocas horitas de diferencia pero tal vez unas cuantas de meditación luego que Fidel le pidiera en sus última Reflexión titulada «Los zapaticos me aprietan», un poco más de sensatez.

En El Salvador, prometió un mayor impulso al comercio. ¿Le daría tiempo a visitar la tumba de monseñor Arnulfo Romero, víctima emblemática de la guerra cuando Estados Unidos apoyaba a fuerzas de derecha en Centroamérica para combatir ala izquierda rebelde?

Aunque es cierto que su gira estuvo opacada en los medios de prensa debido a los ataques contra Libia y la crisis de Japón, también lo es que en ninguno de los países visitados dijo algo trascendente.

Adelantar su partida fue una buena decisión, pues ya su ánimo andaba  por el piso, además, por los actos de abucheo y preguntas incisivas de los periodistas. (MRG)