20110314071105-terremotos.jpg.jpg


 14/03/2011 1:07:55


Algunos de los seísmos más mortíferos del siglo pasado. Desolación, víctimas y grandes destrozos. Es lo que un terremoto deja a su paso cuando actúa en algún punto del planeta. La lista es interminable, pero recordamos algunos de las catástrofes sísmicas más importantes del siglo pasado y de principios de éste.


En abril de 1906 San Francisco (EE.UU.) tembló.  El terremoto se llevó más de 10.000 vidas. Valparaíso (Chile) también fue escenario de un seísmo en agosto del mismo año (1906).  

En 1908 tembló Europa. La ciudad italiana de Mesina sufrió un devastador terremoto que dejó cientos de miles de víctimas. Y en 1910, el 4 de mayo, un seísmo destruyó la ciudad de Cartago, en Costa Rica. Unos años más tarde, en 1915,  Italia volvió a ser el escenario de un terremoto en la ciudad de Avezzano.

  

Tokio, India, Pakistán…

  

En septiembre de 1923 un  terremoto que sacudió Tokio, la capital japonesa. En 1935, Quetta (Pakistán) es sacudida por un sismo que dejó  miles de muertos. Los incendios complicaron aún más la situación.

Diciembre de 1939. Un temblor en Anatolia (Turquía) causa miles de víctimas. Se habló de 30.000 muertos y de la dificultad de socorrer a los afectados a causa de las enormes grietas abiertas. 

Marruecos también sufrió las consecuencias de los temblores de tierra en febrero de 1960, en Agadir. Ese mismo año, en el mes de mayo, Valdivia (Chile) fue el epicentro de un grave terremoto. 

Una década después, en 1970, la desolación llegó a Perú. El departamento de Ancash sufrió una sacudida que se sintió también en Lima. Tras el suceso, los primeros informes contabilizaban más de 40.000 muertos. Finalmente fueron 60.000 las víctimas.

 

América , Pekín, Irán…

 

El 27 de diciembre de 1972, en Managua, capital de Nicaragua, solamente quedó un edificio en pie. Tal fue la intensidad del terremoto que la asoló. 

Tras Nicaragua, Guatemala vivió su particular tragedia en 1976: decenas de miles de víctimas. Ese mismo año, en julio, la tierra tembló en Pekín. El día después del temblor (28 de julio) las primeras informaciones aún no refería víctimas. Lo cierto es que hubo cientos de miles de fallecidos.

En México, en septiembre de 1985, un movimiento sísmico dejó bajo los escombros miles de cadáveres. Un año después, en octubre de 1986, dos seísmos sacudieron El Salvador. Y en 1990 un devastador terremoto dejó 25.000 víctimas en Irán.


India, Turquía, China…

 

India volvió a ser el escenario de un terremoto en septiembre de 1993. El suceso borró decenas de pueblos de la geografía indú. También Japón resultó golpeado de nuevo por una sacudida de tierra en 1995. El seísmo arrasó el sur de Japón. Y en 1999 un devastador terremoto dejó miles de muertos en Turquía. 

Ya en el siglo XXI, en diciembre de 2003, un temblor ocasionó 20.000 muertos en la ciudad iraní de Bam. En octubre de 2005 Pakistán  sufrió una particular catástrofe sísmica. En 2008, la tierra tembló en Sichuan (China) dejando miles de víctimas. Fue el seísmo más devastador en el país en 30 años.