20110222061100-aristide.jpg

22/02/2011 0:04:49


El pueblo salió a  las calles de la capital haitiana luego de conocerse que el ex presidente Jean Bertrand Aristide pudiese regresar a su país antes de las elecciones presidenciales del 20 de marzo. Los manifestantes exclamaban que Aristide, como cualquier otro ciudadano haitiano, tenía derecho a regresar a su país de origen; luego de 7 años en el exilio.



Los simpatizantes de Aristide se congregaron desde horas de la tarde de este viernes en sectores populares de Puerto Príncipe y pretendían llegar hasta el Palacio Presidencial, pero los Cascos Azules de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah, por sus siglas en inglés) rodearon la sede del Gobierno con barricadas.

Haití despejó esta semana el camino para el regreso de Aristide del exilio en Sudáfrica al emitirle un nuevo pasaporte, desconociendo las «advertencias» de Estados Unidos de que ese paso sólo agravaría la crisis política del país.

En los años 80 Aristide apareció por las parroquias más pobres de Puerto Príncipe como un joven sacerdote revolucionario que arengó contra la dictadura de Baby Doc-Duvalier y dio esperanza a los más necesitados. En Haití se le conoció simplemente como Titide. Condujo a su pueblo a levantamientos que obligaron al dictador Duvalier a convocar a elecciones, las cuales Titide ganó en 1991 con 60 por ciento de los votos.

No obstante, fue derrocado ese mismo año por el general Raoul Cedras, y fue reinstalado en el poder en 1994 por una fuerza militar de los Estados Unidos, luego de una fuerte presión internacional. En 2004, durante su segunda presidencia, la oposición le acusó de «desviaciones mafiosas» y los enfrentamientos entre milicias oficialistas y opositoras se multiplicaron en el país.

Sin embargo, la salida de Aristide fue motivada por una alianza entre las potencias imperialistas, la derecha local y militares golpistas, quienes en la práctica le secuestraron y enviaron al exilio en Sudáfrica. Desde su exilio, Aristide no ha dejado de seguir de cerca la realidad haitiana y ha coordinado ayuda humanitaria internacional para el país afectado por el terremoto de enero de 2010.

Poco después de que el ex dictador Jean-Claude «Baby Doc» Duvalier hiciera un sorpresivo regreso a Haití el mes pasado, Aristide anunció que él también estaba «listo» para volver al país.

(Fuente: TeleSUR)