20110131050212-3.-myspace.jpg

 

30/01/2011 22:58:36 

Myspace fue en algún momento la red social más fuerte del mundo, pero, ante el embate de Facebook, yace a punto de desaparecer. Sobra decir que la empresa de medios News Corp. está familiarizada con el proceso de cancelación, y lo que hicieron con los exitosos programas «Firefly» y «Arrested Development». Pero cuando se trata de deshacerse de un sitio de redes sociales, las cosas resultan más complicadas. Después de despedir a casi la mitad de las personas que trabajaban en MySpace, News Corp., buscan en el limbo qué hacer con su red social.

Se rumora que la empresa de Rupert Murdoch está ofreciendo a la venta Myspace, y algunos analistas especulan que de no hallar un nuevo propietario para el verano, MySpace cerrará completamente, algo que parece poco probable pues el sitio técnicamente todavía posee millones de usuarios. Mas, en el gran esquema de soluciones, MySpace debiera valorar una muerte rápida antes que prolongar por más tiempo su dolorosa caída.

Según parece, News Corp. está ansioso por deshacerse de MySpace: «Hay rumores no oficiales sobre una nueva ronda de despidos en marzo», dijo alguien quien se identificó como un empleado de esa red social. «Mi expectativa es que MySpace se está preparando para vender en los próximos meses y ese proceso va a incluir más reestructuración», añadió la fuente anónima.

Va a ser algo difícil, y no hay nada agradable en la idea de cientos de personas más sin trabajo. Pero una de las mejores lecciones del reciente desarrollo Web ha sido que si algo no funciona, ya no hay tanta vergüenza en cerrarlo. Mo importa el sentimiento desmoralizador para los que pasaron años desarrollando MySpace.

Sin embargo, nunca ha habido un ejemplo paralelo de un cierre del tamaño de MySpace. News Corp. podría ser pionero de ello si buscan una forma limpia y fácil para cerrarlo, dando a sus usuarios la opción de exportar su contenido y ayudando con las transiciones de empleo para los empleados.

Además, aunque pudiera parecer más barato y también más humanitario, vender MySpace y mantenerlo con vida bajo los auspicios de una nueva sociedad tiene escasas posibilidades de generar el cambio necesario.

Pero la capacidad de cerrarlo, atar los cabos sueltos, y distribuir a los usuarios a otros lugares junto con sus empleados, podría ser en verdad la mayor innovación de MySpace. Por lo menos, sería mejor recibida la noticia que la cancelación de «Arrested Development».

 

(Fuente: Univisión)