20110122065634-cs-ile-de-batz-549190.jpg

21/01/2011 23:20:59

El «Ile de Batz»  está anclado en la costa venezolana desde el domingo y se dispone a comenzar la colocación del cable de fibra óptica submarino en los próximos días. El enlace mejorará la capacidad de transmisión y recepción.  Pues multiplicará por 3 000 la capacidad de conexión de la mayor de las Antillas con el exterior y tendrá una vida útil de 25 años. El proyecto costará millones de dólares.

El buque francés, dispone de una sofisticada tecnología para el tendido, como un robot que facilitará el monitoreo de las operaciones. Está dotado del Sistema de Posicionamiento Global, que le permite posicionarse automáticamente, y también de un complejo sistema de máquinas y propelas para maniobrar la nave en todas las direcciones.

El cable cubrirá una distancia de 1 602 kilómetros entre Camurí, cerca del puerto venezolano de La Guaira, y Siboney, a 18 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba.

El enlace mejoraría la capacidad de transmisión y recepción de Cuba con todo el mundo, pues actualmente  la Isla depende de una conexión por satélite de escasa banda y muy costosa, lo que hace muy lento e inestable el servicio de Internet.

No solamente Cuba se beneficiará de esta inversión. También ampliarán sus capacidades de conexión las islas del Caribe oriental y países de Centroamérica integrantes del ALBA.

Facilitará la comunicación desde Cuba hacia todas partes del mundo, aunque las condiciones aún serán insuficientes para garantizar el acceso masivo a Internet.

La intención cubana es continuar dándole prioridad a la creación de puntos colectivos de acceso a Internet,  así como fomentar las conexiones en centros de investigación científica, educacionales y de salud del país de la isla caribeña, con millones de habitantes.

(Fuentes: Juventud Rebelde / Prensa Latina)