20110108164548-cabildo-reyes.jpg

08/01/2011 10:44:57

La zona histórica de La Habana Vieja retomó el aspecto que legó para la posteridad el pintor Víctor Landaluce con los pintorescos personajes asumidos por los negros esclavos que acudían el seis de enero a la Capitanía General de la colonia a recibir dádivas de los amos.

Acompañados de toques pertenecientes a las deidades de origen africano, los caminantes y bailarines partieron de la Plaza de San Francisco de Asís y recorrieron la de Armas para concluir en la Plaza Vieja, donde el grupo Los Nanis ofrecieron un concierto de música afrocubana.

La procesión fue un símbolo de la diversidad étnica y cultural de la nacionalidad cubana, porque todos mezclados, blancos, negros, mulatos y sus combinaciones inimaginables (como decía el poeta Nicolás Guillén) bailaron y se divirtieron en un homenaje a los ancestros.

 (Fuente: AIN)