20101121060730-3.-google-facebook.jpg

21/11/2010 12:06:56

Google es el sitio de internet más visitado en el mundo. Facebook es el segundo y un serio contendiente al trono. El buscador ha ocupado la posición de honor durante varios años, mientras su rival hace tan sólo 22 meses se encontraba en la octava posición de la clasificación mundial de internet.

Facebook está creciendo a pasos agigantados y Google está bloqueando su camino. Facebook inició como un sitio en el que se podían intercambiar fotos y mensajes con amigos. Hoy se puede enviar información en tiempo real, jugar videojuegos, compartir videos, «chatear», crear páginas, grupos de amigos, registrar nuestra presencia en lugares, etcétera.

Google inició como una página de búsquedas. Hoy tiene correo electrónico, imágenes, mapas, teléfonos celulares, directorios, el sitio de videos más grande del mundo, plataforma para blogs, noticias, mensajería instantánea y un largo etcétera.

Pero internet está cambiando y ambos lo saben. Al final de la batalla el ganador será quien logre innovar mejor y hacerse indispensable entre los internautas.

El nuevo producto de la red social, Facebook Messaging, es algo más que una nueva herramienta. La red social lanzó un servicio de mensajería que integra chat, SMS, mensajería instantánea y correo electrónico. La empresa se dio cuenta de que los adolescentes —los clientes de internet del mañana— ven al correo electrónico como un «bicho raro», lento, formal e irrelevante.

Ellos apuestan más por los mensajes de texto en celular, el chat en internet o los servicios de mensajería instantánea como Messenger. Por eso Facebook decidió combinar en un solo sitio todas esas opciones más el correo electrónico. Lo hizo porque intuye que en un futuro cercano esos adolescentes formarán parte del mercado laboral y tendrán que usar un servicio como el correo, pero reinventado.

La apuesta es que vean en el e-mail de Facebook un servicio idéntico al chat o MSN, y entonces no necesiten abrir una cuenta en Gmail, el correo electrónico de Google. Además Facebook promete entregar sólo los correos enviados por los amigos o por las personas que interesan a sus usuarios y dejar en un segundo plano los correos más irrelevantes.

Google quiere apostar en la misma dirección. La introducción del correo prioritario hace unas semanas demuestra que la empresa ve en la posibilidad de «curar» los mensajes el futuro de la red. Hay tanto ruido en internet en estos días, que una herramienta que ayude a filtrar ese ruido es bienvenida.

La otra apuesta social de Google, Buzz, intenta que el correo electrónico sea la base del intercambio social. Pero al juzgar por el nivel de discusión que genera en la web, hasta ahora la apuesta no parece ser muy exitosa.

Internet es cada vez más social. Hay casi 2.000 millones de usuarios de internet en el mundo y de ellos aproximadamente el 50% están en alguna red social. En algunos países, como Corea del Sur, la gente recurre primero a estos sitios para obtener información antes que realizar una búsqueda en la web.

«La gente ni siquiera se dará cuenta de que está buscando dentro de las redes sociales porque habrá demasiada información en ellas. Cambiarán de hábitos de búsqueda sin siquiera darse cuenta» dijo a BBC Mundo Jonathan Allen, director del portal Search Engine Watch.

Quizá por ello Facebook sean tan celoso con los datos de sus usuarios. Hace unos días —en un capítulo más de esta batalla—Google anunció que no exportaría más los contactos de Gmail a Facebook dado que ese sitio era «un callejón sin salida» para la información.

Pero ¿si Facebook no viene a Google cómo logrará el buscador participar en las búsquedas sociales?

La respuesta podría apuntar a una jugada arriesgada por parte del buscador. Desde hace tiempo se rumora que la empresa —que ya posee la red social Orkut, el éxito de Brasil— lanzará su propio sitio social para tratar de herir a Facebook, como éstos han intentado herir a Gmail.

En julio de este año el usuario promedio en EE.UU. paso 39,7 miles de millones de minutos en los sitios de Google, mientras que gastaron 41,1 mil millones de minutos en Facebook. Lo curioso es que en diciembre de 2009, los miles de millones de minutos mensuales en Google eran 36,7 y en Facebook 27,6. Adivine quién creció más.

La guerra entre ambos se extiende más allá de los números. Hace un par de días el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, reconoció que se trataba de «una guerra de talento».

Ganancias de Google y Facebook por año (en millones)

  • 2007: Google US.594; Facebook US0
  • 2008: Google US.796; Facebook US0
  • 2009: Google US.651; Facebook US0
  • 2010: Google US.700;  Facebook US.000 (Ganancias estimadas)

Google ha adquirido algunas empresas que desarrollaban aplicaciones para Facebook, pero estima que la red social ha reclutado a más de 200 ex empleados de Google. Entre ellos se cuentan uno de los creadores de Google Maps y el cerebro detrás de Google Chrome OS, el sistema operativo para computadoras portátiles que Google debutará pronto. Quizá por ello el buscador ofreció un aumento de 10% a todos sus empleados y un bono navideño.

Google está preocupado por Facebook, pero no parece cambiar su estrategia radicalmente. Sigue creciendo y diversificando sus productos. Su apuesta por la telefonía celular con Android ya le está dando grandes dividendos económicos.

La empresa parece creer que la ola social será uno más de los componentes de internet, pero el único. La apuesta de Facebook es diferente. Dicha compañía quiere hacer de la red un lugar social, sólo para amigos. Hasta el momento lo está logrando, pero uno no puede dejar de preguntarse qué pasará si lo social pasa de moda en internet y en cinco años más algo nuevo y emocionante lleva a la red por otro camino.

(Fuente: BBC Mundo / David Cuen)