20100831171347-220px-hurricane-earl-02-sept-1998-2028z.jpg

El huracán Earl golpeaba el lunes el noreste del Caribe como tormenta de categoría 3 mientras continuaba ganando fuerza en una trayectoria que podría amenazar el este de Estados Unidos en los próximos días.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, informó que Earl, que se formó el domingo, era ya un huracán mayor con vientos sostenidos de 193 kph (120 mph) y que era probable que continúe fortaleciéndose.
«Las propiedades entre Carolina del Norte y Maine deben estar alertas por el sistema» atmosférico, dijo Jessica Schauer, meteoróloga del Centro Nacional de Huracanes.

La trayectoria pronosticada de la tormenta parece llevarla por el norte del Caribe, antes de doblar hacia el norte, más o menos paralelo a la costa este de Estados Unidos. El centro de huracanes dijo que es pronto para decir qué efecto tendría Earl sobre Estados Unidos

El ojo de la poderosa tormenta estaba pasando cerca del pequeño territorio británico de Anguila, en donde la Policía dijo que el viento se llevó techos de edificios y ocasionó daños en postes de electricidad.

«Los vientos están silbando afuera», dijo Martin Gussie, un policía involucrado en la coordinación de las tareas de emergencia. «Cuando las ráfagas de viento llegan, suenan cada vez más fuertes».

En Antigua, fuertes vientos y lluvias destruyeron al menos una casa y ocho personas debieron ser evacuadas, pero no se reportaron lesionados de gravedad.

Funcionarios de los servicios de emergencia informaron que unas 350 personas estaban en refugios. Autoridades climáticas locales reportaron al menos 3 centímetros (5 pulgadas) de agua y olas de 3 metros (10 pies).

En St. Marteen la tormenta tumbó árboles y provocó apagones en gran parte de la isla, pero no hubo reportes de daños importantes.

Las líneas de cruceros desviaron a sus barcos a otros puertos en el Caribe y México, una medida acostumbrada en este tipo de situaciones. El aeropuerto internacional de Antigua V.C. Bird cerró y las aerolíneas regionales LIAT y Winair suspendieron vuelos.

El alerta de huracán estaba vigente para Anguila, St. Martín, St. Barthelemy, St. Maarten, Saba, St. Eustatius, las islas Virgenes británicas, las islas Virgenes estadounidenses y las islas puertorriqueñas de Culebra y Vieques.

Al mediodía del lunes Earl estaba a cerca de 265 kilómetros (165 millas) al este de San Juan, con dirección oeste-noroeste a 24 kph (15 mph), según el centro de Miami. Los vientos asociados con el huracán se extendían a unos 95 kilómetros (60 millas) del vórtice del meteoro.