20100831032135-pareja-gay-chilena.jpg

Por Mercedes Rodríguez García.

En medio de los desencuentros políticos, desafueros policiales  y secuestros y asesinatos por decenas diariamente, tiene lugar en México una disputa bien caliente entre líderes de la Iglesia Católica y el alcalde de la capital «por culpa de los gays». En Chile, el presidente conservador Sebastián Piñera favorece dar mayores derechos a las parejas gay, pero se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo. Y en Argentina nuevas bodas luego que el Senado diera sanción a la norma que habilita el casamiento entre homosexuales, en julio de 2010 

El hombre que echó más leña al fuego es nada menos que Juan Sandoval, cardenal de Guadalajara. «No sé si a alguno de ustedes les gustaría que lo adoptaran un par de lesbianas o un par de maricones», dijo en una conferencia de prensa.

El clima es bien complejo, pues lo mismo tienen lugar sesiones de oración para pedir perdón y protección divina, que un «cerco jurídico» de grupos conservadores a parejas homosexuales para impedir que adopten niños, que un programa gubernamental que promueve entre el «turismo friendly» las bodas gay en Ciudad de México.

Mientras tanto en Chile el líder del opositor Partido Socialista (PS) de Chile, Fulvio Rossi, hizo un llamado a la Iglesia Católica a ser más acogedora, al tiempo que  anunció planes para impulsar un proyecto de ley que legalice en ese país el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Por su parte, el presidente conservador Sebastián Piñera favorece dar mayores derechos a las parejas gay, pero se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo. A la vez, el líder de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), Juan Antonio Coloma, rechazó rotundamente la idea.

En julio, Argentina se convirtió en el primer país latinoamericano en legalizar la unión entre parejas gay a nivel nacional y, según los observadores, era sólo cuestión de tiempo para que la iniciativa fuera reflotada en Chile.

Como el panorama no parece muy alentador para la iniciativa, los chilenos Víctor Arce y José Miguel Lillo viajaron a la Argentina para unirse en matrimonio tras 15 años de relación.

Ante el oficial de Registro Público, Arce y Lillo intercambiaron anillos, se dieron con emoción oficialmente el «sí»  y recibieron  la libreta de familia que los convitió en «esposo y esposo».

Pero la ceremonia de Víctor y José Miguel, en el salón de casamientos Dalmacio Velez Sarsfield del Registro Civil de Mendoza, alcanzó repercusión en la prensa internacional ya que tuvo por testigos al presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez,  al representante del colectivo Mendocinos por la Diversidad, Juan Sebastián Rodríguez,  y miembros de la Organización Mendocina de Integración de las Minorías Sexuales (Omin).

Jiménez anunció que «ayudaremos a Arce y Lillo para que su matrimonio sea algo más que simbólico en Chile. Por eso, hemos decidido iniciar acciones legales para que el reconocimiento de esta unión sea legal en nuestro país. Los alcances precisos de las acciones que cursaremos los estamos evaluando con diversos abogados y equipos jurídicos y esperamos tener noticias concretas en los próximos días».

El actor Ernesto Larrese y el representante artístico Alejandro Vanelli fueron los protagonistas de la primera boda gay porteña reconocida por el Estado nacional, después de que el Senado diera sanción a la norma que habilita el casamiento entre homosexuales, el pasado 15 de julio.

Algunos hitos

  • Julio 2010: Argentina es el primer país latinoamericano en aprobar las bodas gay a nivel nacional.
  • Marzo 2010: México DF aprueba matrimonios gay.
  • 2008: Nicaragua despenaliza las relaciones homosexuales.
  • 2007: Uruguay garantiza los mismos derechos a todas las parejas que hayan cohabitado durante más de 5 años.
  • 1999: Chile despenaliza relaciones sexuales entre personas del mismo género.
  • 1998: La nueva Constitución de Ecuador protege contra la discriminación por orientación sexual.

Al parecer la «ola» de aprobación de matrimonios corre con mayor «intensidad» entre parejas masculinas, y  entre de sur y centro América. ¿Alcanzará el Caribe? ¿A Cuba? Después de todo no se trata de una pandemia, y al paso que va el mundo cualquier día amanecemos con la noticia de que se casaron un chico con una chiva… O una chica con su perro. 

(Fuentes: reportes de BBC Mundo/Flikr-Yahoo/ Movilh Chile)

 Lea también: La estrategia gay en América Latina