20100527075950-accion-de-rescate-la-caridad-2-small-.jpg

Contra incendios y catástrofes. Camajuaní fue el municipio seleccionado para finalizar la clausura de la Semana Nacional de Prevención contra Incendios, que en esta oportunidad coincidió con la conclusión del Ejercicio Meteoro 2010 en Villa Clara.

Por Mercedes Rodríguez

A media mañana, las sirenas de los comandos participantes llamaron la atención de los centenares de personas reunidas en parque central y los alrededores de esa localidad, a 27 kilómetros de Santa Clara, la capital provincial.

Con tranquilidad y emoción pudieron observar la agilidad y destreza de los bomberos e integrantes del grupo de Rescate y Salvamento, quienes sofocaron el supuesto incendio en el viejo edificio del círculo social, inmediato a la plaza.

Los simulacros en distintos edificios y localidades del territorio, han servido durante la semana del 17 al 23 de mayo para probar habilidades y destrezas de los combatientes del cuerpo de bomberos y demás integrantes de las distintas fuerzas y medios que conforman el sistema de enfrentamiento contra incendios, pero también a eventos de otra envergadura.

Una vez más el pueblo y en especial los niños y jóvenes, admiraron la valentía y el coraje de estos hombres entrenados en el dominio de la técnica para la extinción de incendios y cuya profesionalidad, puesta a prueba en numerosas ocasiones situaciones hace posible disminuir al máximo la pérdida de vidas humanas y materiales.

Como evidenciaron desde el primero de estos ejercicios en el supuesto siniestro del teatro La Caridad, los bomberos y personal del Sistema Integral de Urgencia Médica, la Policía Nacional Revolucionaria y la Cruz Roja cubana, también constituyen la primera e imprescindible fuerza para responder con prontitud y eficiencia a los efectos desastrosos de tormentas, inundaciones, ciclones, huracanes, sismos, maremotos, sequías, accidentes tecnológicos y eventos sanitarios.

La ocasión resultó propicia para entregar diplomas a las empresas más destacadas de la provincia en la prevención contra incendios: Planta Mecánica, Productora de Útiles Domésticos (EINPUD), Sarex, Telefónica S.A. (ETECSA), y Cubana del Petróleo (CUPET), así como a tres integrantes de la Brigada Pioneril Contra Incendios, ganadores del concurso «El MININT y Yo»: Lázaro Mora Sotolongo (Camajuaní), Naila Rodríguez Nuñez (Sagua la Grande) y Yisel María Espinosa Moreno (Santa Clara).

Otros reconocimientos por el cumplimiento del deber les fueron entregados a 29 combatientes, distinguidos con la Orden 2 de del Viceministro Primero del Ministerio del Interior, y a otro grupo de oficiales y soldados por su destacada labor al frente de comandos, compañías y pelotones, o como inspectores, especialistas, operadores, bomberos y técnicos de rescate.

Participantes en las acciones preventivas de la Semana Nacional contra Incendios y en el ejercicio Meteoro 2010, dieron por sentado la necesidad de elevar cada vez más la preparación del pueblo y de todas las fuerzas especializadas para respuesta a situaciones excepcionales que se puedan producir y requieran la evacuación masiva de personas y de extinción de incendio.

«Tenemos que estar siempre preparados, sin pensar en los pronósticos, la máxima de este pueblo es la prevención», subrayó en las conclusiones Juan Carlos Valdés Recio, miembro del Buró PCC en Camajuaní, quien compartió la presidencia con Juan Carlos Díaz Gómez, integrante del Buró del PCC en la Villa Clara, el coronel José Antonio Alonso Rodríguez, primer segundo jefe del MININT, el teniente coronel Luis Lázaro Pérez Pérez, jefe del Cuerpo de Bomberos, y otros dirigentes y funcionarios del Estado y el Gobierno en la provincia.

Se refirió a los factores que influyen en la actividad ciclónica de la región del Atlántico para la venidera temporada, que comienza el primero de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre, y al respecto explicó como las altas temperaturas en las aguas del Atlántico tropical y el debilitamiento del fenómeno de El Niño en el Pacífico actúan como causas favorables para el desarrollo de eventos meteorológicos.

Señaló que la temporada 2010 se pronostica más activa que una promedio e insistió en que la población tiene que seguir en esos momentos y al pie de la letra las orientaciones del Instituto de Meteorología y el sistema de la Defensa Civil.