20090908170346-iguanodontes-small-.jpg

 

Por Mercedes Rodríguez García

Mientras el público de Nueva York aclamaba a Juanes en el Madison Square Garden, donde participó en un gran concierto de estrellas latinas de la música, en el hervidero anticastrista de Miami tenía lugar otro show mediático en contra del concierto que está organizando el artista colombiano en La Habana, y que se presentará en la Plaza de la Revolución el próximo 20 de septiembre.

De tal modo en la pared de un restaurante han colgado una especie de pancarta con las fotos de Juanes, Silvio Rodríguez y Amaury Pérez para que los comensales estampen su odio contra todo lo que huela a Cuba. Por supuesto que entre los las firmas y expresiones plagadas de falta de ortografía, figura la de Miguel Saavedra, el promotor de los martillazos a los discos del popular cantante.

«Que un concierto a favor de la paz despierte tanta guerra por la sencilla razón de que se celebre en Cuba, es totalmente absurdo», manifiesta Jorge Perogurría, uno de los actores cubanos más reconocidos fuera de las fronteras de la mayor de las Antillas.

Y luego comenta: «Esta actitud de intolerancia es reprochable en Miami o dondequiera que ocurra, romper discos y amenazar de muerte a un artista, desacredita y pone en ridículo una vez más ante el mundo, al sector más extremista y oportunista del exilio cubano» afirma el multipremiado Diego de Fresa y Chocolate.

Para Juanes, sus amigos y familia, «han sido unos días más o menos difíciles» según manifestó al público delirante del Madison Square Garden. «Empezamos con una idea simple y pura, la de ir a Cuba a cantar sólo al pueblo cubano y decirle que estamos ahí y que son parte de la comunidad», dijo e inmediatamente obtuvo como respuesta un fuerte aplauso del auditorio, que ese día también disfrutó las interpretaciones de Enrique Iglesias, David Bisbal, Luis Fonsi, Alejandro Sanz, Laura Pausini, Christian Castro, Gloria Trevi, Paulina Rubio, Alexander Acha, Fanny Lu, el pianista estadounidense Arthur Hanlon y al puertorriqueño Don Omar.

También por esos días el tenor español Plácido Domingo aseguró en el balneario colombiano de Cartagena (norte), que apoya el concierto del el popular compositor y cantante en La Habana. «Yo creo que Juanes ha tomado una decisión muy positiva», respondió al corresponsal de la EFE durante la rueda de prensa ofrecida tras su llegada al puerto caribeño.

«Se necesita mucho valor porque sé que está teniendo una reacción bastante contradictoria por los exiliados que están en La Florida.»

Según nota de esa agencia de prensa Domingo aseveró tener muy buenos amigos en Cuba y contó que hace muchos años a él también lo habían invitado a cantar, pero que sus amigos cubanos (exiliados) le aconsejaron no ir.

«Han pasado tantísimos años que yo creo que es hora que todos cooperemos (...) y podamos actuar ante ellos (los cubanos) como lo va a hacer Juanes», detalló el intérprete.

Mientras tanto, Olga Tañón, desde HABLEMOS D, su recién lanzado programa virtual agradeció a Dios, su familia y sus incondicionales fanáticos «el apoyo que he recibido tanto en mi carrera como para en el concierto por la Paz Sin Fronteras, así como este apoyo lo han extendido a Juanes, Miguel Bosé y a Fernán Martínez, entre otros durante este duro, doloroso pero necesario proceso.»

«Como no estamos en una entrevista normal, estamos en un foro más íntimo, estamos hablando con toda la honestidad del mundo sin preguntas morbosas y sin preguntas que hieran», la cantante boricua desde su página http://www.olgatanon.com/.

La sorpresa de esa noche fue la visita vía telefónica de Juanes, quien durante la hora que duró la sesión, compartió no sólo con su amiga sino que contestó preguntas de los miles de visitantes que hicieron colapsar la plataforma digital al exceder el límite de capacidad lo que provocó utilizar el portal de www.ismio.com en plena transmisión.

Fanáticos de países como Rumania, España, Chile, Perú, Argentina, Canadá, Venezuela, Ecuador, Colombia, Panamá, Puerto Rico y de todos los Estados Unidos chatearon con la Mujer de Fuego a través del sitio de la artista, quien desde su casa en Orlando, Florida recibió en vivo alrededor de 712 comentarios, preguntas y felicitaciones por minuto.

También Olga, como expresara Silvio Rodríguez en la página digital cubana La Jiribilla: «Los que hacemos la cultura queremos la paz», precepto que obvian totalmente los anticastristas recalcitrantes de Miami, empeñados en una política sucia que cada día empeora y conspira en contra de una posible mejora en las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos.

De «ridículas» considera el Argentino Coti las críticas a Juanes por actuar en la Isla. «Me parece bien que actúe en Cuba», país que definió como «maravilloso y muy musical» y confesó que estaría «encantado y orgulloso» de cantar ante el público cubano.

Ahora Coti, luego una gira en la que recorrió su Argentina natal por pequeñas salas de conciertos y teatros, se traslada a lugares más masivos en España -país en el que reside-, y en los que podrá mostrar su música a la gente que no la conoce.

Que Juanes y sus amigos actúen en La Habana no es lo importante, lo esencial radica en se van abriendo puertas entre los pueblos, cuestión que no soporta esa parte del exilio cubano radicado en la Florida, cuyos odios emulan con la nostalgia y la envidia, y que según

René Pérez Joglar, el conocido Residente del grupo Calle 13 se trata de viejos, «la mayoría viejos que se van a derretir viendo Sábado Gigante.»

En declaraciones desde Nicaragua René aseguró que el concierto que Juanes patrocina en La Habana es una buena oportunidad para los jóvenes cubanos, y agregó que «apoyo en todo a Juanes por su concierto en Cuba.»

Añadió que le «parece que un concierto en que se dice que es solo por la paz es un poco vacío, creo que el tema de Cuba es político y se debe asumir una posición más decidida».

La voz principal de Calle 13 también hizo ver que «la oposición al concierto desde Miami es una estupidez, igual los cantantes que se han quitado del concierto por esa razón.»

«Tengo amigos de diferentes lados, tengo amigos cubanos de Miami; de hecho una de las que participa en el disco, el de ‘Electro Movimiento’ es cubana, vive en Miami, y ahora quiere ir a Cuba, porque hay una movida joven de cubanos en Miami que están interesados en ir a Cuba y aprender, no ser tan cerrados como el exilio.»

Sé muy bien que a medida que se acorten los días que restan para el concierto en La Habana, aumentarán las perretas y los actos desaforados de los iguanodontes cubanoamericanos de Miami, quienes cegados por la ira no dilucidan que todo acto de intercambio cultural es transgresor por naturaleza de las políticas. Por eso viven todavía Federico García Lorca y Víctor Jara, por solo citar dos de los grandes.

Vamos a ver cómo reaccionan los obstinados con el concierto de Juanes en Cuba cuando vean la nueva entrevista que realizara Oliver Stone a Fidel, y vean que «el hombre a que vos matáis goza de buena salud», y cuya transmisión, según Tele Sur... ocurrirá «muy pronto».

Y no me crean a mí, los remito a una entrevista concedida por el director de cine norteamericano en el 2004 al diario español El País, y en la cual afirma sin titubear que «Fidel es uno de los hombres más sabios que conozco; es un superviviente y un Quijote».

(Fuentes: EFE, La Jiribilla y Cubadebate)