20090827054647-sge.cpe72.240907123454.photo00.photo.default-512x452-small-.jpg

«Fui reconocido por el profesor Álvarez Cambras en el hospital ortopédico Frank País y allí me dijeron que retornara dentro de un mes. Presumo que será para algún reconocimiento de rutina, porque me siento bien», dijo a Juventud Rebelde Dayron Robles, vía telefónica.

El campeón olímpico y recordista universal de los 110 metros con vallas, afirmó que en el Mundial sufrió solo una contractura muscular. «Eso sucede a menudo, los atletas estamos constantemente en el filo de la navaja y uno no sabe cuándo van a salir las molestias», agregó.

«Después de lo sucedido me hicieron algunas pruebas en Alemania, incluida una resonancia magnética», explicó.

Sus planes inmediatos son ir hasta Guantánamo para reunirse con la familia. «Tengo tremendas ganas de ver a mi gente. No regresé con la medalla, pero estoy bien y dentro de un mes comenzaré a entrenar de nuevo», confesó al periodista Francisco Mastrascusa.

Aunque su entrenador Santiago Antúnez, regresará a Cuba, el próximo viernes, ambos ya han trazado planes para que el espigado vallista retorne a las competencias cuando se inicie la temporada invernal del próximo año.