20090620054357-bomberos-medium-.jpg

Mercedes Rodríguez García

En tiempo real, sin luz, a casi 400 metros de profundidad, y en condiciones extremas de ventilación y presión, transcurrió el ejercicio realizado en la hidroeléctrica Hanabanilla por el Cuerpo de Rescate y Salvamento de Villa Clara. Práctica catalogada hasta el momento, la más compleja realizada en el país.

Por su alta peligrosidad la demostración requirió del comando especial número uno, valor  extremo y una alta preparación técnica que incluyó vehículos de rescate y salvamento dotados de equipos de iluminación portátil y extracción de gases tóxicos, así como aditamentos de protección personal como caretas, balones de oxigeno, linternas, cuerdas guías, etc.

«Este tipo de acción lleva al límite la capacidad física  de nuestros combatientes,  que se ven sometidos a cargar por encima de su peso corporal 50 kilogramos, y requiere mucha fortaleza física, psicológica  y preparación técnica», explica el capitán Eliecer Álvarez Serrano, Jefe del Comando Provincial de Protección contra Incendios, al frente de la operación.

En apenas 36 minutos, los hombres del comando descendieron los mil 176 escalones que conducen al foso de los generadores, tiempo desde que se activara la alarma y comenzara el ejercicio.

«Es muy difícil porque se trata de escaleras estrechas y resbaladizas, con un ángulo de inclinación de 42 grados, por las que se desciende a oscuras, y se asciende con los cuerpos de las supuestas víctimas de un  incendio, derrumbe, inundación u otro tipo de avería  con rango de desastre que pueda ocurrir en una instalación tan comprometida como esa, llamada a mantener su vitalidad generativa», aclara Eliecer.

«Ha sido una oportunidad única, una terapia de seguridad que supimos aprovechar al máximo y un ejercicio que catalogo de exitoso», declaró a Vanguardia el ingeniero Dixian Suárez Santana, director de la hidroeléctrica.

En el simulacro estuvieron presentes funcionarios Ministerio de las Industria Básica (MINBAS),  directores de empresas del ramo en la provincia, de la Unión Eléctrica, la Defensa Civil , así como personal y equipo especializado del Sistema Integral de Urgencias Médicas (SIUM), y trabajadores de la central generadora.

El Cuerpo de Bomberos villaclareño figura entre los mejor dotados en hombres y técnica del país, pues además de brindar cobertura a esta región, constituye el primer apoyo a Cienfuegos, donde se encuentra las más moderna refinerías de petróleo, de importancia vital  para la nación. Situado en el corazón de la zona industrial de la capital provincial, su actuación es frecuente y decisiva en el rescate de víctimas y lesionados en accidentes del tránsito ocurridos en la Autopista Nacional.