20090615062645-con-pablosigismondi-en-la-uclv.jpg

 

Busco a este hombre: Geógrafo de formación y periodista por vocación, visitó Cuba e impartió varias conferencias en el Instituto Internacional de Periodismo. Excelente fotógrafo además, tuve la oportunidad de compartir con él durante una semana en mi Santa Clara natal. Aquí visitó cuanto lugar le pareció significativo, desde el Memorial al Che Guevara hasta El Mejunje. En la foto aparezco (al centro) junto a dos profesoras de Periodismo y una de Letras, ya jubilada, en Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, institución en la cual -a decir verdad- no le fue muy bien a Pablo, gente que rehúye el protocolo y por tanto, incapaz de adecuar su vestimenta según los rigores de la ortodoxia académica. Una larga entrevista sobre Ernesto Guevara, quedó atascada en mi agenda en espera de la oportunidad. Quizás al no verla publicada (por razones X), se sitió ofendido... Y perdí todo rastro del incansable trotamundos, "amigo particular" y por supuesto, de Cuba.

 Reproduzo  la entrevista del post http://todoslosviajes.blogia.com

Dice Julio Cortázar: "El placer de viajar no nace tanto del ingreso a lo desconocido como del rechazo a lo habitual... Quien se dé una vuelta y vuelva, y haya tenido abiertos los ojos, conocerá mejor la forma de su jaula...". Bajo esta consigna, el geógrafo Pablo Sigismondi y Alexandria Viajes presentan una nueva edición de Tertulias de Viaje, en esta oportunidad en un formato de un día. El blog todoslosviajes dialogó con este incansable viajero, quien adelantó algunas de las características de las charlas. 

¿Esta es un segunda edición de Tertulias de Viaje... qué novedades va a tener esta vuelta al mundo?

La primera novedad es que se va a realizar en un solo día y por tanto va a ser una versión comprimida y mucho más concisa. Al igual que en la anterior edición, se eligieron cuatro regiones geográficas del mundo de manera tal de dar una vuelta al mundo en este caso, en dirección Oeste-Este: partiremos de México, para ir luego hacia los Balcanes, abarcando Bulgaria y Rumania. Desde ahí nos trasladaremos al Cercano Oriente (comprendiendo Israel, Jordania, Siria y el Líbano) para finalizar en los Himalayas de Nepal, Sikkim y Tibet. Hemos elegido esos destinos por su muy marcada diversidad étnica, cultural y religiosa.

Este año acompaña las charlas una muestra de Tierra Santa, ¿en qué consiste?

La muestra consta de en unas 60 fotografías (de las que se exponen 20) que retratan distintos ambientes geográficos, históricos, culturas y religiones del Cercano Oriente: abarca Turquía, Siria, Irak, Israel, Palestina, Líbano y Jordania. Esas fotos tienen la finalidad de hacernos conocer como es la Tierra Santa, es decir, aquella mítica región del mundo en la que nacen las tres religiones Monoteístas que son el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam. Por otro lado, éste trabajo busca acercarnos a comprender esa zona del mundo -también llamada Media Luna Fértil o Cuarto Creciente- de la cual conocemos poco y, lamentablemente, las noticias que nos llegan desde allá casi siempre resultan negativas. De alguna manera queremos alumbrar que allí también vive gente e historias de vida y no sólo guerras y conflictos.

¿La fotografía como un medio más accesible para acercarse a una zona tan compleja?

Efectivamente, la fotografía como un vínculo, como un testimonio, como un documento que retrata la gran cantidad de paisajes y de historia que hay en esa parte del mundo. Y la fotografía también como un arte el cual se puede leer desde diversos puntos de vista, desde estudiantes hasta entendidos relacionados con la fotografía y el periodismo.

En las anteriores ediciones de las charlas el público se iba reconociendo nuevos contextos, otros mundos... ¿qué esperás generar en el público?

Sobre todo tratar de transmitir a la sociedad cordobesa, que es la que me vio nacer, la que me contiene y a la que me debo en primer lugar, lo que logro captar a lo largo de mis viajes por el mundo... devolver a nuestra sociedad parte de lo que he recibo y recibo de ella. Me gustaría que la gente se vaya con la idea que vivimos en un mundo que, además de diverso, resulta maravilloso y desafiante a la vez. Que la gente salga con alegría de ver el mundo, trasladándose con la mente, con la imaginación y con el corazón. Y que quede en el público la curiosidad y las ganas de ver más, viajando, trasladándose tanto física como espiritualmente.

La fotografía es entonces un nexo entre los lugares y el público, ¿cómo te ubicas en esa relación?

Me ubico en una relación de empatía con el otro, es decir, la fotografía como una consecuencia de una relación de afecto, de comprensión y de amor con la gente que retrato. La fotografía como un relato, un documento y un testimonio de lo que sucede en otras partes del mundo y también como una manera de lograr una mirada propia a lugares de los cuales a veces sólo tenemos información a través de terceros. Que es un poco el lei motiv de todo lo que hago: comprender los fenómenos del mundo desde un prisma que es nuestra propia cultura... ver con ojos propios. Y sobre todo que también nos ayude a compararnos. O, como decía Goethe: "compárate y sabrás quien eres"... de alguna manera compararnos para comprendernos.

¿Es posible comprender los fenómenos tan complejos que suceden en el mundo?   

Voy a citar una frase de Alexander Von Humboldt: "Aunque la meta en su totalidad resulte inalcanzable, el esfuerzo para una comprensión de los fenómenos del mundos sigue siendo el propósito más importante y eterno de toda investigación". Es decir, es difícil y pretencioso comprender... tal vez simplemente lo que uno hace es tratar de acercarse al mundo. Y ese acercamiento tiene que ver con la vivencia. Y la vivencia tiene que ver con el viaje, con el espíritu del viajero que va al encuentro con el otro hasta lograr el safar dar watan, que en árabe significa viajar adentro de nosotros mismos.