20090330044337--45576118-416dinosaurios.jpg

Pesaba casi dos kilogramos y tenía 50 centímetros de altura, dicen los expertos. Seis pequeños huesos pélvicos permitieron identificar en Canadá al dinosaurio carnívoro más pequeño hallado hasta ahora en América del Norte. El Hesperonychus elizabethae tenía las dimensiones de un pollo y usaba sus hileras de dientes para devorar insectos e incluso pequeños mamíferos, según los científicos.

 

La criatura está emparentada con el Microraptor, o "pequeño ladrón", un dinosaurio emplumado del género terópodo dromeosáurido descubierto en China.

Los terópodos -de andar bípedo- se estima que aparecieron hace 230 millones de años y dieron lugar a las aves.

Estos hallazgos son extremadamente raros en América del Norte Philip Currie, Universidad de Alberta.

De acuerdo con los expertos, este hallazgo permite confirmar que en la era de los dinosaurios, eran reptiles, y no mamíferos, los que desempeñaban el papel de pequeños depredadores.

Durante 25 años los restos fósiles del Hesperonychus fueron identificados de manera errónea como los de un lagarto.

«A pesar del descubrimiento en Asia de esqueletos magníficamente preservados de pequeños pájaros parecidos a los dinosaurios, estos hallazgos son extremadamente raros en América del Norte», manifestó Philip Currie, paleontólogo de la Universidad de Alberta, en Canadá.

Currie explicó que se han encontrado muy pocos restos de estos pequeños dinosaurios -pese a que Alberta es uno de los sitios de más riqueza de este tipo de fósiles en el mundo- debido a la presencia de criaturas de gran tamaño que cazaban a las más pequeñas.

 

«Había una diversidad de dinosaurios enormes cazando a otros de pequeño tamaño, y los huesos de estos últimos, además, eran más proclives de ser arrastrados por los ríos (abundantes en la región durante el período Cretáceo», añadió.

 

EN DUDAS

Los especialistas dicen que con esta reclasificación se arrojan más dudas sobre la teoría de que eran los mamíferos los pequeños depredadores en el Cretáceo en América del Norte.

Los paleontólogos creen que este reptil de casi dos kilogramos y 50 centímetros de altura cazaba insectos, pequeños mamíferos, batracios y quizás algunas pequeñas crías de dinosaurios.

Igualmente el hallazgo podrá aportar más evidencias sobre si los primeros ejemplares voladores surgieron de criaturas terrestres o de otras que vivían en los árboles.

De acuerdo con el tamaño y la forma de los huesos, los especialistas estiman que el Hesperonychus trepaba árboles.

«Probablemente usaba sus plumas largas para planear o como especie de paracaídas en su desplazamiento de árbol en árbol», agregó Currie.

Los resultados del estudio de los restos del Hesperonychus aparecen publicados en la revista especializada Proceedings of National Academy of Sciences. (PNAS, por sus siglas en inglés)