20080819031057-color.jpg

Enormes inundaciones no esperadas en poblados del Norte Centro de la Provincia. Los más afectados pertenecen a Placetas, Camajuaní y Encrucijada. No se esperaban las prolongadas lluvias, que caen fuerte e intermitente desde antes de esta madrugada. El vicepresidente Carlos Lage Dávila, pidió no desesperarse y trabajar con tranquilidad y disciplina.

Entre otros, el poblado El Santo, municipio de Encrucijada, provincia de Villa Clara, revivió desde horas antes de la madrugada de de hoy las escenas diluvianas que a finales de octubre de 1978, mantuvieron en vilo a sus pobladores. Entonces ríos y cañadas desbordaron sus cauces y las presas extendieron sus aguas das más allá de sus límites. En esta ocasión, —y aunque no se esperaban— los estragos resultan menores gracias a la rápida intervención de los recursos de salvamento y rescate a las órdenes del mando centralizado del Consejo Provincial de Defensa y la Defensa Civil.

En Falcón, Pavón y otras localidades del centro norte villaclareño pertenecientes a los municipios de Placetas y Camajuaní, permanecen inundadas miles de viviendas, con niveles de agua que alcanzan persianas y techos. Los últimos 80 habitantes que se encontraban aislados ya fueron rescatados y llevados a lugar seguro donde reciben atención médica, así como ayuda y alimentaría y de otro tipo por parte de autoridades locales y vecinos solidarios.

Durante un recorrido por zonas afectadas de todo país, Carlos Lage Dávila vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministro, intercambió de paso con Israel Ramos Izquierdo, vicepresidente del Gobierno villaclareño. Lage pidió no desesperarse, trabajar con tranquilidad y disciplina, y sin escatimar recursos en el caso de salvar vidas humanas.

Aunque todo parece indicar que la situación está bajo control, el desbordamiento de la presa Minerva, en Santa Clara, representa una grave amenaza ya que su caudal puede aunarse al del río Sagua la Chica, ya crecido, y ocasionar un golpe de agua muy fuerte con riesgo de desbordamientos más intensos. Aún no se ha restablecido el fluido eléctrico y la comunicación telefónica muestra interrupciones, aunque quedó restablecida la vía terrestre entre Placetas y Falcón.
http://www.vanguardia.co.cu