20060828222808-ag00004-.gif1. Escoge un sitio que posea una herramienta de actualización que sea  sencilla de usar. Prueba con varios servicios. Los hay gratuitos y otros  cuestan algo de dinero, pero no te comprometas con ellos hasta haberlos  probado con detenimiento. Escoge aquella que se ajuste mejor a tus  intereses. Puedes empezar por ejemplo con www.blogger.com, es una weblog  bastante sencilla y fácil de usar, hasta permite incorporar fotografías al  publicar tu trabajo.  2. Determina el objetivo de tu página personal. Las bitácoras se pueden  utilizar para brindar información, compartir noticias, establecer  relaciones entre profesionales, fomentar el cambio social y reflexionar  sobre cualquier tema o simplemente para filosofar sobre el sentido de la  vida contemporánea. Si sabes con precisión lo que quieres conseguir con tu  bitácora, podrás comenzar de un modo más exacto.  3. Conoce a tu público potencial desde el inicio. Te comportarás de un  modo diferente cuando dominas al auditorio con el que te comunicas, ya que  con extraños la relación es diferente. Saber para quién estás escribiendo  te permitirá escoger el tema apropiado.  4. Sé conciso. Incluso una bitácora profesional puede ser atractiva. Evita  el estilo retórico. Habla con naturalidad acerca de cosas reales.  5. Escribe acerca de lo que conoces y amas. Una bitácora es el lugar para  opiniones contundentes, ya sean acerca de política, asuntos sociales o  sobre tu profesión. Cuanto más implicado estés en los temas, más  interesante será tu página personal.  6. Actualiza con frecuencia. Los lectores interesados regresarán a tu  sitio solamente si es probable que encuentren algo nuevo. No necesitas  actualizar diariamente, pero procura al menos publicar varios trabajos a  la semana.  7. Construye con credibilidad. Esfuérzate por ser sincero. Respeta a tu  público y a tus colegas. Comprende que en Internet, tus palabras pueden  permanecer para siempre, tanto las que has publicado tú, como las que han  sido archivadas en otro sitio. Reflexiona sobre tus propios estándares y  sé coherente con ellos. Respeta las normas de ética de Internet.  8. Enlaza tus trabajos con sus fuentes originales. Cita a los autores en  tus referencias bibliográficas. La Web permite una transparencia que  ningún otro medio puede igualar. Cuando enlazas una noticia, un ensayo, un  documento oficial, un discurso o un artículo de otro autor, dar acceso a  tus lectores con tus fuentes primarias fortalece tu argumentación,  permitiéndoles realizar juicios exactos y documentados sobre el tema  tratado.  9. Enlaza a otras páginas personales. Tus lectores pueden agradecer que  les presentes aquellas bitácoras que más disfrutas leyendo. La Web es un  medio democrático y los bloguers amplifican las voces de cada uno cuando  se enlazan entre sí. Si enlazas generosamente a otras Weblog, extiendes  las bases de la red de información y contactos sociales que estamos  creando juntos en la Web.  10. Sé paciente. La mayor parte de las audiencias de las bitácoras es  pequeña, pero con el tiempo y actualizaciones periódicas tu audiencia  comenzará a crecer. Es posible que te demores un tiempo en alcanzar tus  primeros centenares de lectores, pero recuerda que la gente que regrese a  tu sitio regularmente lo hará porque está interesada en lo que tienes que  decir, y esto es lo importante.  ¡Diviértete mientras trabajas! Tanto si tu página personal es un  entretenimiento como si pretendes convertirla en una publicación de  comunicación profesional, te dará mayores satisfacciones si experimentas  un poco. Incluso una bitácora temática mejora con un poco de originalidad  donde incorpores adecuadamente la creatividad y la fantasía de vez en  cuando. 

 Bibliografía:

 Rebecca Blood: Página personal de Rebecca Blood en:  Http://www.rebeccablood.net/archive/index.html  Rebecca Blood: http://www.wams.de trabajo publicado el  22 de marzo de 2003 en versión española de José Luis  Orihuela  Rebecca Blood: Normas éticas para Internet en  http://www.rebeccablood.net/handbook/ y en  http://www.rebeccablood.net/handbook/excerpts/weblog_ethics.html (1999)